Condiciones de la reserva

Pago
-Transferir en el plazo máximo de tres días el 25 % del importe total al nº de cuenta que le sea facilitado. Este porcentaje será del 50% para fechas como Puentes, Semana Santa, o Fin de Año.
- El pago del total menos el depósito entregado, se realizará en euros, al entrar en la casa.
- El pago de la reserva en la cuenta bancaria del propietario implica la PLENA ACEPTACIÓN de todas las condiciones aquí reflejadas.

Fianza
- Se aportará una fianza de 100 euros, en efectivo, que será devuelta si todo se encuentra en condiciones, con la devolución de las llaves.

Ocupación mínima
- La estancia mínima es de 2 noches. En Puentes, Semana santa, Navidad y vacaciones estivales tendrá preferencia la contratación por periodo completo.
- La prolongación del alquiler está condicionado al mutuo acuerdo entre propietarios y clientes. Cuando éste último no abandonara el establecimiento el día fijado para la salida y no existiera acuerdo para prolongar la estancia, el establecimiento podrá disponer de la unidad de alojamiento.
- No se permitirá más personas que las establecidas a la hora de realizar la reserva. Los propietarios se reservan el derecho de admisión o cancelación de la reserva si no se respeta la presente.
- NO SE ADMITEN ANIMALES DE COMPAÑÍA.

Horarios
- Ocupaciones de fin de semana: la entrada se efectuará sin horario fijado del viernes y la salida será antes de las 17.00 h del domingo u de otro día (siempre y cuando en el mismo día, no se incorporen nuevos viajeros), de ser así la salida se realizará a las 12.00 horas.
- La hora de llegada deberá notificarse al menos con un día de antelación llamando al teléfono 605048492 y así poder realizar la entrega de llaves sin tener que esperar ninguna de las partes. Cualquier percance que retrase la hora de llegada deberá ser comunicado del mismo modo.

Anulaciones
- El aviso de anulación a menos de 7 días de antelación al día de entrada no implica devolución alguna. Si se realiza con más de 7 días de antelación, según legislación.

Entrega y recogida de llaves
- El propietario mostrará la casa e informará de los lugares más próximos para los suministros y visitas.
- El propietario se compromete a entregar el alojamiento en perfectas condiciones de limpieza y uso, y a dar solución, en la medida de lo posible, a los problemas que puedan presentarse. Las deficiencias que puedan encontrarse en el momento de entrar en la casa deben ser comunicadas al propietario lo antes posible para poder ser corregidas. El propietario se compromete a asumir los gastos de cualquier reparación o desperfecto ocasionado por fuerza mayor (rotura de cañerías de agua, avería eléctrica, de calefacción, etc.) El propietario no admitirá ninguna reclamación el día de salida ni en días posteriores a ella.
- El inquilino se responsabiliza del contenido del alojamiento durante su estancia, de mantenerlo cuidado y dejarlo ordenado.
- El inquilino puede contactar con el propietario por teléfono ante cualquier problema a horas prudentes y a cualquier hora si se trata de una emergencia.
- El inquilino debe avisar al propietario con al menos media hora de antelación de la salida y entregarle las llaves en la hora convenida.

Normas de la estancia
- Los ocupantes, según la legislación vigente, deben mostrar el DNI, facilitando copia del número y datos al propietario. Datos que serán utilizados única y exclusivamente para este fin, sin ningún uso posterior de los mismos. Según la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal.
- Los ocupantes no deben realizar actividades, molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas, y deben respetar los horarios nocturnos, sin hacer ruidos, música, cantar, gritar, etc., ya que en las casas anexas tienen derecho al descanso nocturno, de los contrario los dueños se verán en posibilidad de llamarle la atención. Los propietarios se reservan el derecho de admisión o cancelación de la reserva si no se respeta la presente.
- Los ocupantes deben tratar la casa y su contenido con respeto y no sustraer nada de la misma. Asimismo, se responsabilizan de los daños causados por ellos mismos y eximirán de toda responsabilidad al propietario por las pérdidas y olvidos que puedan producirse. No obstante, el propietario no tendrá inconveniente en remitir a contra-reembolso cualquier objeto que el inquilino haya podido dejar olvidado, si éste se lo comunica.